ENTREVISTA: Profesor Pascual. Docente curso Podología Pediátrica

Baby-Feet1

– Hola Prof. Pascual: En España tienen una buena formación en podología infantil? Contesto a esta pregunta con un no y con un si. En primer lugar, hago referencia al NO. Por desgracia, la formación universitaria de Podología Infantil es muy limitada, basta decir, que la asignatura Podología Infantil se imparte como asignatura tronca en solo cuatro de las Facultades donde se imparte el Grado en Podología. Eso no quiere decir que el podólogo no tenga conocimientos de Podología Infantil, al contrario, ya que se desarrollan los conocimientos en otras asignaturas, pero, la formación específica de este grupo de población es mu escasa, principalmente debido a que no existe la especialización como tal y somos pocos los profesionales que nos dedicamos específicamente al ámbito de la podología infantil.

En cambio, haciendo referencia al SI, los podólogos en España tenemos una muy buena formación en podología infantil gracias a los cursos de postgado que nos permiten consolidad conocimientos y especializarnos en este ámbito, aun así la ausencia de Master Oficial de Podología Infantil, nos “obliga” a realizar cursos lo más extensos posibles para poder desarrollar esta maravillosa parte de la Podología que es la infantil.

 

– Cuáles son los principales motivos de consulta pediátrica?

Los principales motivos de consulta en el ámbito de las consultas de podología infantil hacen referencia principalmente a la presencia o no de pies planos en niños menores de 8 años de edad, y si hay que instaurar tratamiento o no; esta es uno de los principales motivos de consulta, pero también es uno de los principales motivos de no consenso a nivel de ámbito podológico, no solo en España, sino en Estados Unidos (considerada como una de las zonas de mayor trabajo en investigación en Podología Infantil), la ausencia de un protocolo en este sentido dificulta la unificación de criterios de actuación diagnóstica y terapeútica.

Pero no solo de pies planos vivimos los podólogos, las alteraciones en la marcha (puntas de los pies hacia dentro o hacia fuera), la marcha de puntillas, la cojera, las deformidades digitales, son también motivos de consulta.

Estos suelen ser los motivos más comunes de consulta directos, pero en nuestra exploración, que debe ser realizada de forma global, ya que todas las estructuras del cuerpo humano están relacionadas; así, por ejemplo, la posible presencia de una escoliosis flexible en un niño puede estar relacionada con una pierna más larga que otra, o con un pie más plano que el otro o con una rodilla más valguizada que la contralateral, y el problema no está en la columna, está en el miembro inferior, y si no se diagnostica la causa (alteración en el miembro inferior) es imposible que mejore el síntoma (escoliosis). Esto no quiere decir que todas las escoliosis se deban a alteraciones en el miembro inferior, pueden existir de forma aislada, o ser posturales (relación con el ojo o la ATM) o debido a que el crecimiento fisiológico de los niños por naturaleza es asimétrico.

Determinar el origen y la presencia de que los datos que presente el paciente infantil sean fisiológicos, no fisiológicos o patológicos es uno de los principales objetivos del curso.

 

– Es necesaria una formación especifica en esta especialidad, o bien sirve con los conocimientos generales con los que cuenta el podólogo?

Como podólogos, podemos diagnosticar y tratar cualquier alteración en los pies nada más obtener nuestro título de Grado, pero siempre es necesaria la formación continuada y sobre todo la formación específica, pero no solo en el ámbito de la podología jnfantil, sino en TODOS. Si es verdad, que la formación específica la buscaremos en aquellos casos que la vayamos a aplicar o desarrollar en nuestra consulta. Mientras mayores conocimientos tengamos, trabajemos con protocolos evidenciados científicamente que nos expliquen los algoritmos diagnósticos y terapéuticos establecidos por la evidencia científica, nuestras pautas de actuación y nuestros éxitos diagnósticos y terapeúticos van a ser siempre mayores.

 En el ámbito de las especialidades médicas nunca se puede decir que dos más dos siempre son cuatro, pero mientras nuestra pauta de actuación se base en los datos demostrados científicamente, nuestro resultado, ante la misma actuación en distintos pacientes con el mismo motivo de consulta debería ofrecernos resultados muy parecidos.

 

– Hay pocos especialistas en podología infantil; ¿cree que el tener una buena formación puede modificar este aspecto?.

El paciente infantil normalmente, no es el paciente tipo de las consultas de podología, por dos razones principalmente, una de ellas es el “desconocimiento”, mejor dicho la poca conciencia de la salud podológica en el ámbito infantil, ya que al no estar en podólogo dentro del ámbito sanitario de la Seguridad Social, es una de las profesiones sanitarias más desconocidas en al ámbito de la capacidades y conocimientos que desarrollamos.

Y en segundo lugar, la formación específica influye también en la “tranquilidad” con la que el profesional se enfrente ante estas situaciones clínicas, por lo que es necesario una formación contínua en todos los ámbitos clínicos de la podología, y si además que remos especializarnos o enfocar nuestro desarrollo profesional en cualquier ámbito específico (deportivo, infantil, diabético, qurúrgico….) la formación continuada específica es esencial.

 

– Es dificil el manejo del paciente pediatrico en podología?.

El manejo del paciente infantil es lo más sencillo siempre y cuando seamos capaces de ponernos a su altura, y no solo en el ámbito literal de bajarnos al suelo y ser tan “pequeños” como ellos, sino también en el sentido de ser capaces de incluirlos y motivarlos para poder desarrollar la exploración clínica de forma efectiva. Esto, como todo en la vida, se aprende con la práctica, pero si existen unos conocimientos previos, todo es mucho más fácil.

ROBERTO_PASCUAL_GUTIÉRREZ

D. Roberto Pascual.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *